Puede que estés de mal humor, enojado o frustrado porque tienes un problema de salud que está afectando no sólo a tu cuerpo sino también a tu estado emocional y a tu personalidad.

 

Puede que estés cansado de visitar a otros especialistas sin recuperarte. No estás solo; muchos de nuestros pacientes se sienten así. Ahora que has llegado a este punto, no es momento de abandonar sino de decidir cómo manejar tu problema con éxito. De lo contrario lo seguirás sufriendo y con el tiempo podría empeorar.

 

káyros recomienda que desarrolles la "actitud correcta" para cooperar con el automanejo de tu problema y convertirte en un paciente satisfecho o un automanejador exitoso, lo que llamamos un "paciente experto".

 

De lo contrario, una "actitud incorrecta" por tu parte o por la gente de tu alrededor podrían boicotear tu recuperación.

attitude

 

El hecho de que estés leyendo esta web para buscar ayuda a tu problema indica que ya no eres una víctima de tu problema. Ya has dado el primer paso para llegar a ser un automanejador exitoso.

 

Los pacientes satisfechos con káyros que son automanejadores exitosos o expertos siguen dando pasos y cooperan con nosotros para manejar su problema en armonía con su personalidad. Estos pasos incluyen:

 

Entiende káyros.
Los pacientes satisfechos de káyros entienden su problema y cómo manejarlo. Por consiguiente, entienden que su recuperación se debe a las herramientas de káyros.

 

Toma medidas.
Los pacientes expertos de káyros toman medidas y desarrollan una personalidad proactiva para manejar y tomar el control de su problema crónico día a día en lugar de permitir que su problema les controle a ellos.

 

Asume responsabilidades.
Los automanejadores exitosos de káyros ponen la responsabilidad de su problema sobre sí mismos en lugar de ponerla en otros. Para lograrlo, cooperan con los tres requisitos de automanejo y se adaptan a káyros – káyros no se adapta a ellos. Y si tienen preguntas, se ponen en contacto con nuestro equipo de apoyo.

 

Céntrate.
Los pacientes satisfechos de káyros se centran en cómo priorizar el manejo de su problema y su recuperación sobre otras responsabilidades de la vida siempre que sea posible. Durante su período de recuperación, se centran de manera positiva en cooperar con los tres requisitos y su recuperación, y no negativamente en su problema y sus dolores.

 

Sé agradecido.
Los pacientes expertos de káyros están agradecidos por su recuperación a través de nuestros servicios.

 

Adopta un estilo de vida saludable.
Los automanejadores exitosos de káyros desarrollan el hábito de cooperar con los tres requisitos de automanejo como una base importante para una buena salud física y emocional, como parte de un estilo de vida saludable.

 

Confía.
Los pacientes satisfechos de káyros confían en nosotros por nuestra dedicación y especialización en el manejo de su problema. Además, nuestros pacientes son un poco osados. Siguen sus propios instintos y no se dejan influir por las opiniones generales. Deciden si quieren estar con káyros dependiendo de su criterio personal, no del criterio de los demás.

 

Visión.
Los pacientes expertos de káyros tienen una visión del futuro de su salud para así poder disfrutar de su familia, amigos, trabajo y aficiones.

 

Sé compasivo.
Los automanejadores exitosos de káyros comparten su experiencia con otros.

 

Es posible que las personas que no tienen tu problema, incluso cercanas, no lo comprendan y no sepan cómo hablar contigo ni ayudarte. No te sientas aislado. Hay un montón de gente ahí fuera como tú que sufre el mismo problema. Hablar con ellos te ayudará a entender tu situación y tu recuperación. Al compartir tu experiencia, puedes encontrar otros que necesiten nuestra ayuda.

 

Tú puedes ser el primero en boicotear tu recuperación si no manejas tu problema con káyros. Puedes hacer que tu problema empeore, provocarte un sinfín de visitas a otros especialistas sin resultados, generarte un gasto económico importante tanto a corto como a largo plazo, y provocarte un estado de desesperación y frustración al malgastar tus recursos buscando soluciones.

 

La gente de tu entorno también podría boicotear tu recuperación: amigos, conocidos u otros especialistas. Si ellos no conocen káyros, lo más probable es que no entiendan nuestra especialización y no te recomienden nuestro programa de manejo.

 

Incluso si empiezas a automanejar tu problema con káyros, una actitud incorrecta por tu parte evitará que te recuperes satisfactoriamente. Y esa actitud incorrecta puede llevarte a culpar a nuestros servicios de tu insatisfacción, cuando en realidad nuestros servicios no son los culpables.

 

Algunos ejemplos de actitudes incorrectas que suponen un grave error durante tu manejo, que no permitirán que te recuperes de forma óptima y que te llevarán a ser un "paciente insatisfecho" con káyros, son:

 

Paciente insatisfecho:
"Abandonaré mi manejo porque 'no estoy tan bien como deseo' o porque 'ya estoy bien' después de dos semanas, cuatro meses, un año de automanejarme (o el tiempo que sea)".

Decidir cuándo comenzar y cuándo terminar tu automanejo en función de tu recuperación es un gran error.

 

Paciente insatisfecho:
"Voy a cooperar con los tres requisitos de automanejo cuando quiera, dependiendo de si estoy bien o no".

Aunque sentirse mejor es un objetivo importante de tu recuperación, debes tener cuidado de no pensar que siempre estarás bien y no dejar de cooperar con los tres requisitos de automanejo. Por ejemplo, tener el dispositivo káyros no significa no cooperar con tus sesiones o realizar actividades no recomendadas, creyendo que después te aplicarás el dispositivo y volverás a estar bien.

 

Paciente insatisfecho:
"Estoy bien. Puede ser una coincidencia, o el cambio de tiempo, o..."

Algunos pacientes no entienden ni se dan cuenta de que su automanejo con káyros (la causa) es lo que les llevará a recuperarse (el efecto). No es algo que se debe al azar. Algunos pacientes achacan su recuperación con káyros a cosas como el cambio de tiempo, la reducción del estrés, que si han hecho esto, que si han hecho lo otro... Esto puede llevarles a abandonar su manejo con el tiempo.

 

Paciente potencial:
"Lo haré más adelante..."

Puedes boicotear tu propia recuperación si pospones la decisión de comenzar a automanejar tu problema. Argumentos como... "lo haré cuando tenga tiempo" o "cuando tenga dinero" o "cuando pueda" retrasará tu recuperación. Mientras tanto el tiempo pasará, el problema empeorará y tomará el control de tu vida. En realidad es otra forma de manejar tu problema – no hacer nada. Sé consciente de las consecuencias de tu decisión.

 

Parientes o personas de tu entorno:
"Uuyy... es mejor que no hagas esto de káyros... es extraño..."

Aparte de ti, la gente de tu entorno, incluso tus seres queridos, también podría boicotear tu recuperación, de forma consciente o no —con buenas intenciones o no—, si no entienden tu problema o cómo te sientes, ni entienden káyros. Siempre es importante contar con el apoyo de las personas que te rodean al tomar decisiones. Esto puede hacer que te sientas más confiado acerca de tu decisión, pero no siempre lo conseguirás.

 

Otros especialistas:
"¡Esto de káyros no sirve! ¡Es peligroso! ¡No hay estudios científicos publicados!"

Miles de personas que sufren debido a su problema visitan a otros especialistas sin recuperarse. Y es que, por muy bueno y famoso que sea tu especialista, por mucho que te mime tu especialista, por muy bonito que sea el centro de tu especialista, por muchas teorías que te cuenten los especialistas sobre qué padeces y cómo debes mejorar, por muy bien que te vendan cualquier tratamiento, si tu problema no es manejado con káyros, no te recuperarás.

káyros se basa en técnicas desarrolladas y estudiadas científicamente desde 1934. Estamos abiertos a que se ponga en contacto con nosotros cualquier equipo de investigadores interesados en estudiar nuestros métodos.

 

Personas mal informadas y pacientes:
"Siempre me sentiré bien con káyros."

Puedes creer que una vez que empieces a sentirte mejor con káyros estarás recuperado por completo para siempre y siempre estarás bien. Esta manera de pensar es un error. Incluso si llevas años manejando tu problema, podrías tener dolor o malestar debido a una recaída u otros problemas de salud futuros que pueden afectarte.

Tu problema puede haberte dejado con alguna secuela irreversible que no se puede mejorar. Aunque puedas esperar recuperarte como si nunca hubieras sufrido el problema, puede que esto no ocurra. Desear sentirte perfectamente sin ningún dolor o malestar en tu cuerpo gracias a káyros es una meta que puede ser inalcanzable.

káyros no ofrece una cura milagrosa para todas las enfermedades o problemas de salud. En tu vida futura, muchas cosas pueden suceder; puedes sufrir otros problemas de salud independientemente de nuestro manejo. Nadie está libre de la enfermedad.